Translate

domingo, 5 de marzo de 2017

Te presto mis ojos

Voy a hacerte un préstamo. Uno de esos que se hacen porque si. Te presto mis ojos para que te mires a través de ellos.

Verás algo completamente distinto a lo que sueles ver. Algo increíblemente bello.

Verás una mandíbula firme, robusta. Una boca dibujada con un pincel. Unos ojos expresivos, limpios, sobre todo limpios. Todo ello terminado con una perfecta nariz. Una nariz de esas que se pueden mirar desde cualquier perspectiva, porque irradia personalidad.

Tu frente es ideal pero tu perfil… tu perfil es sencillamente perfecto. A veces me pierdo en él mirándote mientras conduces.

Sigue mirando.

Recorre ese cuerpo firme, esos brazos largos y fuertes, esas manos tan bien esculpidas, esa espalda ancha y únicamente triangular, esas piernas definidas, rectas, increíblemente bellas…

No te quedes ahí.

Mis ojos ven más allá, mucho más allá.

Mis ojos ven lo que significa cada rasgo de tu ser.

Tus ojos son cariño, son amistad, son paz.

Tus piernas y brazos son calor, abrazos, seguridad.

Tu boca… tu boca es un beso. Siempre es un beso.

¿Creías que no vería más? ¿Sorprendido? Veo tu alma

Mira atentamente ¿Ves los colores y las sombras? Son sentimientos. También los ven mis ojos.

Amor, cariño, dulzura… frustración, miedo, inseguridad…

Tienes muchos, muy diversos, todos ellos te construyen a ti.

A veces, si miras a través de tus ojos, gracias a su limpieza, puedes averiguar qué sentimiento prima en cada momento.

Eres único como eres. Perfecto para mi porque yo soy la dueña de ojos con los que miras ahora.


Devuélvemelos, sólo te los presté. Quiero seguir mirándote con ellos.

A Manu