Translate

domingo, 1 de julio de 2018

Ya no existes


Ya no sustituyo el amor por aquello que me importa: La realidad.

Mi realidad es real y si no lo reconoces no me sirves. No eres útil, no vales. No eres nadie. Jamás podrás hacerme feliz porque no existes. Jamás podrás hacerme feliz porque sólo existe eso que eres. Porque solo existe un tú que no sirve. Un tú que no quiero en mi mundo. Un tú que no encaja en mi puzzle.

Competir. A algunas personas solo os importa eso. Competir, quedar por encima, sufra quien sufra, sea como sea, hacer daño por hacer daño, ser perfecto ante los ojos de los demás y si hace falta menospreciar a otro para ser perfecto, lo hacéis.

Eso os hace más imperfectos todavía, os hace ser nada; destruye lo que habéis creado ante los ojos de los demás, os destruye en mi realidad. Os convierte en hormigas.

Puedo tomar muchas decisiones. Cierto. Pero para lo bueno y lo malo yo soy tres, siempre he sido tres, siempre seré tres. Si fuera una no estaría aquí, no habría llegado así de lejos, pero no llegaré más lejos. 

El camino se ha acabado, ya está recorrido y no me gusta.

Me quiero más a mi que a ti. 

Quiero más a mis tres que a mi misma.