Translate

miércoles, 15 de octubre de 2014

Mañana será otro día

Es la rabia contenida la que no me deja sentirte. Es el odio a la desesperación que te llevó a la locura. ¿Es la mano que no me diste… o es la que no te di?.

Lloro por ti, porque tú no eres capaz. Como lo hiciste tu aquel día en que lo perdí todo, y mis lágrimas venían recubiertas del silencio que tanto odio.


¿Dónde está tu frase ahora?. ¿Donde mi consuelo?. Lo has dejado todo en un maldito árbol, estrellado, destruido… empapado en tu dolor, que has hecho tan mío.