Translate

lunes, 27 de enero de 2014

Sorpresas

Que día. Nunca tenéis un día de esos que hacen que cada momento sonrías más y más?.

Bueno en mi caso no es complicado. Sonrío mucho siempre. Pero hoy ha sido redondo todo.

Llevo una temporada trabajando en un proyecto. Una locura de esas que me invento en la empresa y que me cuesta vender pero que yo se, a ciencia cierta, que son productivas. Ya estaba casi lista y me ha tocado la primera presentación. Iba preparada a dar un montón de explicaciones absurdas y con la mentalidad más paciente del mundo.

Pero en cuanto he visto la mesa me he dado cuenta de que estaba vendida la idea. Gente inteligente, de los que aportan ideas. Me encanta tener reuniones con ese tipo de personas.

Y vendido!. Es genial y me abre muchas puertas. Más de las que ya tenía abiertas con las últimas dos grandes.

He salido de la reunión con varias felicitaciones y una pocas modificaciones que hacer a la presentación.

He llegado a casa y mi hija me ha hecho cerrar los ojos y me ha llevado delante de la pizarra que tenemos en el salón para que esto fuera lo primero que viera al entrar en casa.


La de besos y abrazos que la he dado. Se puede tener una niña más tierna, detallista, amorosa... No es fantástica?. Pues a mi me lo parece.

A veces no puedo creerme la suerte que tengo.

Luego mi monito (mi hijo pequeño), se me ha colgado de una pierna porque me había echado de menos y me ha dado 200 besos (o eso ha dicho él :) ).

Y hemos iniciado una guerra de cosquillas que por primera vez he perdido porque ellos habían diseñado una estrategia conjunta (es la primera vez que lo hacen), para ganarme, quitándome las botas y haciéndome cosquillas en el único punto donde las tengo.

Que orgullosa estoy de mis enanos!. Me encantan sus sorpresas!